viernes, 27 de febrero de 2009

LA IMAGINACION AL PODER

La situación economica es la que es, por tanto, todas las administraciones tratan de ahorrar lo maximo posible en los gastos generales a fin de poder seguir manteniendo las inversiones que es una herramienta para la creación de puestos de trabajo. Este ahorro se consigue de formas diversas pero siempre a costa de reducir el consumo de medios materiales, papel, fotocopias, boligrafos, etc. todo el muestrario de articulos para el funcionamiento de la administración, esto se acompaña con ahorro en el consumo de agua, electricidad y telefono.
Segun se publica en la prensa de hoy, el Ayuntamiento de Lerida ha presentado un plan de ahorro en el sentido antes indicado, la Generalidad de Cataluña por el mismo camino le permite ahorrar 350 millones de euros, el Ayuntamiento de Tarragona 2,7 millones de euros, el de Gerona 1,5 millones de euros, el de Barcelona presenta hoy un plan de choque en la misma dirección, desconozco la actuación de ayuntamiento de menor entidad, pero en los proximos dias se iran conociendo datos.
Torredembarra, por el contrario se embarca en una medida desaconsejada no tan solo por el sentido comun, sino por el manual de como afrontar las crisis. La renegociación de los creditos pendientes de devolución, con esta medida se deja de tener que pagar durante el presente año una cantidad de 1.840.000 euros, y al posponer esta devolución en más años, le representa un aumento al erario pubico, o sea, a todos los habitantes de Torredembarra, la cantidad de 3.757.327 euros, cifra nada despreciable.
Creditos obtenidos en el pasado para inversiones a intereses muy bajos, se cambian a creditos a mayor plazo e intereses superiores. Oscar a la economia, y a la vez una herencia envenenada que en el mejor de los casos, un crecimiento economico impensable en esto momentos, representaria estar hipotecados para poder aprovecharlo.
Se que se levantarán voces respecto a que los creditos ya existian, pero no es lo mismo, una cosa es pedir creditos para poder llevar a cabo inversiones que representan puestos de trabajo y a la vez una mejora para la ciudadania, y otra embarcarse en un tema que si bien es cierto que durante dos años no tienes el problema, pero de cara al futuro se complican mucho las cosas.

2 comentarios:

Markel dijo...

D’acord Enric en que pot ser un error comes pel govern municipal de Torredembarra tal com ho planteges i que indubtablement pagarem tots.
Es evident que quan pinten bastos en l’aspecte econòmic qui ho paga sempre som els ciutadans, ara be, cal prendre nota que la vaca no dona per tan, costa a moltes famílies arribar a final de mes i la gent n’està farta de pagar sempre els plats trencats i la incompetència de certs politics que no es tallen un pel a l’hora de gastar els diners públics.
També em decep que un govern teòricament “ socialdemòcrata” – el d’Espanya- no jugui un paper mes fort a l’economia com altres països mes importants i avançats de la UE com Alemanya, França o Italia. En aquestos països el sector públic te una participació molt important en la creació de la riquesa , de fet tenen la meitat d’atur que a Espanya i continuen aplica’n politiques socials que aquí no las veuran ni els nostres nets. Desprès de la catàstrofe que han significat el s anys de politiques neoliberals que ens han dut a aquesta situació caldria que el govern central participes mes en sectors econòmics estratègics i productius i també es planteges molt seriosament tornar a disposar d’una banca pública.
No es de rebut donar diners públics -que haurien d’anar a millorar els serveis als ciutadans - a la banca o empreses privades per rescatar-los i desprès no controlar als responsables de la desfeta.

Enric Grangel Llop dijo...

Markel, en la edad media se quemaba a los judios por temas como los que nos afectan hoy.
Como sea que soy de letras, no de ciencias puras, hay cosas que no llego a entender, pero el sentido comun me dice que renovar los prestamos en estos momentos, dara dos años de tranquilidad, pero desues la situación será más dura, es una herencia envenenada de cara a la proxima legislatura.